Personas socias 5.560 Contratos 9.907
skip to Main Content
Todos Quieren Rastrear Nuestros Móviles

¿Por qué todo el mundo (no sólo el INE) quiere rastrear nuestros terminales?

  • Som Connexió

La reciente alarma que ha generado el rastreo por parte del Instituto Nacional de Estadística de nuestros móviles para llevar a cabo un estudio de movilidad ha puesto de actualidad un tema del que no se habla lo suficiente: ¿quién puede saber dónde estás? 

Y es que el dato de nuestra ubicación es mucho menos privado de lo que podría parecer. Por este motivo queremos recuperar y ampliar la información que hace unos años publicó en un artículo en nuestro blog el experto e Ingeniero en telecomunicaciones Genís Margarit. 

¿Quién puede saber dónde estamos? 

Además de las empresas de telecomunicaciones con infraestructura propia, es importante ser conscientes de que cualquier página web o app puede saber y determinar cuál es nuestra ubicación cuando navegamos por ella. 

La prestación de la geolocalización se utiliza para afinar la información que se nos muestra como usuarios. Con esta precisión geográfica, segmentan y generan el contenido y la publicidad específica que nos hacen llegar. Para muchas empresas puede ser determinante saber si sus usuarios web viven en una gran ciudad o en un entorno rural, en un barrio o en otro. Dos ejemplos:

  1. Variación de la publicidad: Facebook, Google y otras plataformas permiten que sus anunciantes segmenten por ubicación. De esta manera, una tienda de ropa que se encuentra en un barrio concreto podrá hacer publicidad en estas plataformas sólo entre los usuarios que se encuentren en ese barrio. La motivación es, en este caso, maximizar el rendimiento de la publicidad mostrándola sólo a aquellos que consideran como potenciales consumidores.
  2. Variación del contenido: una empresa de catering puede enviar ciertos platos sólo a las ciudades más cercanas. La empresa decide que sólo se mostrarán estos platos a los usuarios de su web que se encuentran en estas ciudades. La motivación, en este caso, es ofrecer un mejor servicio a sus clientes. 

Como saben dónde estamos?

A través de la dirección IP se puede saber la ciudad o la zona donde te encuentras. La IP es una información pública y en internet podemos encontrar bastantes portales que nos la facilitan. Sólo buscando en Google algo parecido a «cuál es mi IP» podemos encontrar muchas webs. Ésta es una opción. 

Otra forma de conocer tu ubicación es mediante la triangulación de las conexiones WIFI. Esto consiste en cruzar los datos de las redes wifi que hay alrededor para ubicarte de manera similar al sistema que utilizan la red de satélites GPS. Este es el sistema que utilizan Apple, Google y otras empresas para recoger tu ubicación y mantener un historial. Este sistema también sirve para mejorar las búsquedas en los mapas, priorizar los resultados de tus rutas de desplazamiento o crear las rutas preferidas en función de tus búsquedas. 

Podemos evitar que conozcan dónde estamos?

Hay maneras de excluir la WIFI o de ocultar la dirección IP. Por ejemplo: si quieres excluir una red WiFi del sistema de posicionamiento, debes añadir el sufijo «_nomap» al nombre de la red tal como se indica en este enlace. Los fabricantes se han comprometido a excluir la red inalámbrica si hay este sufijo. Por ejemplo, si la WiFi se dijera SOMCONNEXIÓ, se debería cambiar por SOMCONNEXIO_nomap.

Finalmente, cabe recordar que las antenas de telefonía móvil pueden determinar de forma poco exacta la ubicación de un teléfono incluso si el teléfono está apagado. No hay forma de evitar este rastreo. Esta información sólo la tienen las operadoras propietarias de las antenas y en teoría sólo podría ser utilizada para rastrear los movimientos de un terminal concreto si se cuenta con una orden judicial (por ejemplo, para aclarar si un sospechoso estaba cerca de la escena de un crimen).

Back To Top