Personas socias 6.168 Contratos 11.820
skip to Main Content
Evening At Home 4Q73UXE

Pasar la cuarentena sin saturarnos de internet es posible

  • Som Connexió

«Quédate en casa» es probablemente el mensaje más sensato que se pueda dar en estos momentos. Pero en Somos Conexión queremos ir un paso más allá, «quédate en casa» e «intenta desconectar de la situación de vez en cuando».

Somos conscientes de que estar informadas de todo lo que está pasando es necesario, pero es igual de necesario para nuestra salud mental mantener pequeños ratos de ocio que nos permitan alejarnos momentáneamente de la situación.

La posibilidad de tirar de series y de internet es tentadora. Además estamos viendo cómo proliferan las iniciativas de todo tipo que nos animan a conectarnos para ver un montón de propuestas culturales en directo, seguir challenges, entrenar, hacer concursos y compartir minuto a minuto nuestro confinamiento. Hemos encontrado, en las herramientas de videoconferencia, la «ventana de aire fresco» para hacer vermuts en compañía, confidencias con el café e incluso comidas en familia.

Pero ante esta vorágine proponemos detener todas las pantallas y reflexionar. Estamos viviendo un momento social sin precedentes, una situación que puede transformar nuestra manera de entender las relaciones y el mundo en que vivimos, los tiempos y el consumo. Precisamente, de este último queremos hablaros en estas líneas.

El consumo de internet que llevamos y llevaremos a cabo estas semanas también nos puede pasar factura, y no nos referimos a la económica, exclusivamente. En un contexto de confinamiento, reducir nuestras expectativas diarias a lo que pasa alrededor de nuestras pantallas puede acabar generando mucho malestar emocional. Parece que tenemos que estar al corriente de todas las informaciones, propuestas, conciertos, etc. Las familias con niños pueden tener más actividades programadas ahora que en todo lo que llevamos de año. Si bien es cierto que a todas nos va bien mantener una cierta rutina, flexibilizar el horario y adaptarlo a esta inusual realidad nos resulta imprescindible.

Queremos recordaros, además, que las 5 operadoras más grandes del país han hecho un comunicado conjunto para pedir un uso racional de internet durante el horario laboral para no colapsar la red cuando hay gente que la está utilizando para trabajar o para estudiar. La petición principal es que se desplace el uso recreativo (mirar o enviar vídeos, jugar a juegos online …) al horario de menor tráfico (de 14:00 a 16:00 o de 20:00 a 8:00 ). Resulta cuanto menos curioso que estas compañías hayan pasado de regalar gigas a pedir un uso racional de internet en poco más de una semana.

Por último, no nos cansaremos de repetir que el uso de todos estos datos arriba y abajo no es inocuo para el planeta. Los datos contaminan y mucho, os lo contábamos hace unas semanas en este artículo.

Por todo ello, os queremos proponer otro tipo de actividades de las que no encontramos nunca el momento para hacer.

Pequeñas reparaciones

En todos los hogares hay, en mayor o menor medida, pequeños desperfectos que esperan que alguien los resuelva. Nunca encontramos el momento para llevarlos a cabo y ahora puede ser el momento de hacerlo. Es una buena idea listar estas pequeñas tareas e ir abordándolas durante los días que vienen. Si se trata de objetos, muebles, pequeños electrodomésticos o ropa estaremos favoreciendo alargar la vida de estos utensilios y así también participamos en reducir nuestro impacto ambiental. Si no tienes el material necesario para hacer la reparación, infórmate sobre si hay establecimientos de tu barrio que pueden vender a través de internet y que te lo puedan hacer llegar a casa con mensajería de la zona.

¡Cocinillas!

¿Sois de los que tiene recetas apiladas para intentar hacer en casa? ¿O de los que no encuentra el momento para sentarse y pensar y planificar un buen menú que le permita seguir los productos de temporada? Cuidar de nuestra salud estos días puede servir también para coger buenos hábitos y mejorar nuestra alimentación. También podemos perfeccionar nuestras recetas estrella o intentar hacer otras nuevas. La cocina es un territorio muy gratificante cuando podemos dedicarle tiempo, ¡aprovechad!

Cocinando en quarentena

Juegos de mesa

Sabemos de alguien que comenzó con los juegos de mesa una tarde de verano y ahora ha sustituido definitivamente la sesión nocturna de peli de los viernes por partidas en familia o con amigos. Recuperar los juegos de mesa es muy estimulante y favorece mucho las relaciones entre los que están en casa. Si tiene niños, es el momento para introducirlos en este mundo, ¡os lo pasaréis muy bien juntos!

Primavera en casa

Tanto si sois unos torpes con las plantas como si tenéis un don especial para su cuidado, este puede ser el momento para estar por ellas. Con la llegada de la primavera muchos balcones y ventanas comienzan a lucir ramos de flores. Es un buen momento para revisar el estado de salud de las que tenéis en casa, plantear si un cambio de ubicación puede mejorar su estado, eliminar hojas y ramas secas, etc. También podéis aprovechar este momento para preparar esquejes. Pueden ser un buen regalo para celebrar el reencuentro con las personas que queremos!

primavera en quarentena

Devorad libros

Leer siempre es enriquecedor y nos permite viajar sin movernos del sofá, de la cama o del balcón. ¡Es una actividad personal tan gratificante! Si la situación te ha pillado sin lecturas nuevas en casa, recuerda que hay librerías de barrio que te llevan los libros a casa a través de servicios de mensajería cooperativa. Sigue los ht #yomequedoencasaleyendo y #librosparalacuarentena.

Yo me quedo en casa leyendo

¡Y despegad a los niños de la tablet!

Si tienes niños o niñas en casa, a estas alturas ya sabrás de lo que hablamos. Te recomendamos seguir algunas pautas del reconocido psicólogo Marc Masip para desconectarlos.

Además de estas recomendaciones, es muy provechoso hacer una lista de actividades con ellos. Puedes consensuarlas y aprovechar para colar alguna actividad tipo: ordenar la estantería de cuentos. Poner cartelitos con nombres y dibujos en las plantas de casa, cocinar algo juntas, ver juntas una peli de cuando nosotros éramos pequeños, jugar a inventar nuevas letras de canciones… Si conseguís hacer un buen listado las podéis distribuir durante la semana. Aunque parezca imposible, seguir una rutina con ellos los mantendrá más tranquilos y las jornadas serán más divertidas.

Back To Top