Personas socias 7.772 Contratos 15.831
931 311 728 L-V 10h-14h
skip to Main Content
Photo5978571683096802933

¿Por qué tenemos estos precios?

  • Som Connexió

¿Cómo se define el precio de los servicios de telefonía e internet? ¿Qué criterios valora cada compañía para fijar los precios? ¿Qué pagamos exactamente con nuestra factura? 

Todas estas preguntas nos pueden venir a la mente cuando hacemos una comparativa de precios de diferentes operadoras de telefonía e internet, o sencillamente, cuando nos llega una factura más alta de lo que esperábamos. ¿Es un precio justo el que estamos pagando?

Como en todos los servicios que contratamos, la factura refleja el coste material del consumo que hemos llevado a cabo, pero también incluye el costo de sostener el proyecto, o el negocio, y el beneficio lucrativo de los propietarios de la empresa. 

Así que… ¿por qué Somos Conexión tiene los precios que tiene? ¿A qué se destina cada céntimo de las facturas? A continuación trataremos de explicarlo.

Somos Conexión, la operadora sin ánimo de lucro

En primer lugar, hay que dejar claro quién está detrás del proyecto. Pues nada menos que todas las personas socias, que actualmente rondan las 7.500.

Pero ninguna de estas personas saca rendimiento económico de Somos Conexión, ya que somos una cooperativa de consumo sin ánimo de lucro. Esto quiere decir que somos un colectivo de personas organizadas para consumir de forma conjunta un servicio, y hacerlo en las mejores condiciones tanto sociales como medioambientales, no para ganar beneficios. 

¿Y eso cómo afecta el precio respecto a las otras compañías de telefonía? 

Pues en que todas las usuarias de Somos Conexión se ahorran los márgenes de beneficio económico que cobrarían los accionistas o las cúpulas de la empresa

Prácticas típicas del sector de las telecomunicaciones

Si esto es así, ¿por qué no hay una diferencia entre el precio habitual de las otras empresas y el nuestro? ¿Por qué somos un poco más caros?

En la economía basada en el capital hay dos grandes maneras de obtener beneficios. 

La primera es cargarle este margen al cliente. Algunas empresas lo hacen descaradamente, pero en el sector de las telecos es todo un arte. Encontramos 3 principales prácticas para lograr esto: 

  1. Comercializar unas pocas tarifas con mucho más producto del que necesitas. Como saben que la gran mayoría de los clientes no gastarán todos los datos y minutos contratados, obtienen beneficios de esta infrautilización.
  2. Bajar los precios únicamente para las personas que entran y mantener las tarifas activas que están por encima de precios de mercado entre aquellas personas que no lo piden.
  3. Subirte los precios… sin que se note. En este sentido, tal y como os explicábamos en este artículo, las operadoras utilizan varios trucos psicológicos para “pescarte” con una oferta gancho y luego subirte el precio que pagas sin que lo notes demasiado.

Otra forma, aún más sibilina, que tienen estas empresas de obtener grandes márgenes de rendimiento es reducir los costes del proyecto

¿Cómo? Rebajando al máximo las condiciones laborales, ya sea de las personas trabajadoras de la empresa o de sus proveedores. 

En el caso concreto de las telecomunicaciones se suelen reducir los gastos asociados a la resolución de incidencias y atención al cliente, deslocalizando y subcontratando las centralitas en terceros países en vías de desarrollo. Estas empresas pagan sueldos bajos y, sobre todo, ofrecen unas condiciones de trabajo pésimas. 

Las trabajadoras de estas empresas hacen jornadas maratonianas respondiendo a un teléfono sin moverse de su sitio. A menudo, se las controla para comprobar su rendimiento (volumen de llamadas completadas) y no la calidad de su atención. Si tienen un mal día y atienden menos llamadas de lo habitual, es posible que reciban una visita de su supervisor.

Por último, otra gran forma de reducir los costes que tienen estas empresas es, evidentemente, evadiendo impuestos utilizando ingenierías fiscales y financieras de todo tipo. Pero esto nos daría para otro artículo (o libro) entero.

Claro que si eres de Somos Conexión… puedes estar tranquilo. Estamos muy alejadas de cualquiera de estas prácticas.

Y no sólo lo decimos, sino que aplicamos medidas de transparencia:

  1. Somos Conexión se somete anualmente de forma rigurosa y transparente al Balance Social que impulsa REAS: encontrarás publicados todos los datos del funcionamiento de nuestra empresa, tanto en el ámbito económico como de políticas laborales, de igualdad de género, de preservación del medio ambiente, o de apuesta por la soberanía tecnológica y el software libre, entre otros aspectos.
  2. Además, todas las personas socias pueden pedir información sobre cualquier aspecto de la cooperativa, de forma individual o en la asamblea general que celebramos anualmente.

Proyecto diferente, precios diferentes

Entonces, ¿cómo definimos nuestros precios?

En Somos Conexión tenemos un firme compromiso con la conectividad universal y nos gustaría que todas aquellas personas que lo deseen puedan consumir telefonía e internet de forma ética y responsable

Por eso, siempre que la estabilidad financiera nos lo permite bajamos los precios. Estas bajadas no responden a ninguna estrategia comercial. De hecho, las aplicamos a todas las usuarias, lleven el tiempo que lleven con nosotros y sin necesidad de realizar ninguna gestión. 

El único objetivo que tenemos es conseguir tener precios asumibles para la mayor parte de la población posible sin renunciar a nuestros principios de dignidad laboral y sostenibilidad ambiental.

¿Pero esto en que se concreta?

Tomemos como ejemplo la tarifa de móvil de 2 GB y 150 minutos que tiene el coste exacto de 10 €. Este importe se desglosaría de la siguiente manera:

Como puede ver, el grueso del coste corresponde al que se llevan nuestros proveedores de servicios. Este es un importe que aspiramos a reducir de forma gradual a medida que seamos más y tengamos más fuerza negociadora.

La segunda partida más importante son el resto de costes del proyecto:

  • Los sueldos de las trabajadoras …
  • Los costes asociados a los sistemas informáticos y de centralita …
  • Los costes asociados a la difusión del proyecto y captación de personas socias…
  • El alquiler del local, la factura de la luz, el material de oficina …
  • Etc.

De estos costes, la partida más importante es la de los sueldos de las trabajadoras. Y de éstas, el grueso del equipo trabaja en la atención a la base social (a septiembre 2021, 14 de las 26 personas trabajan en atención). Es aquí donde reside nuestro valor diferencial de cuidado y asesoramiento hacia cualquier persona que nos llama o nos escribe un email

Por último tenemos el IVA del 21%. 

Y como puedes observar… no tenemos previsto ningún margen de beneficios. 

Aunque no buscamos beneficios, al cierre del año, solemos tener unos ingresos extraordinarios que aseguran la solvencia y estabilidad de la cooperativa y que se reinvierte en mejorar los servicios o bien en proyectos sociales.

Esperamos que ahora comprendas los precios de la cooperativa. Si lo hemos conseguido, te animamos a buscar la tarifa que más te convenga y unirte a este proyecto. Haciéndolo, no sólo obtendrás unos servicios de calidad, sino que estarás impulsando un proyecto comprometido con la soberanía en el consumo de telecomunicaciones y con cambiar un sistema poco preocupado por las personas y por el planeta. 

Ahora te recomendamos

Back To Top