Tarifas
Personas socias 9.328 Contratos 23.336
Empresas  |  Blog  |  Contacto
¿Quieres que te llamemos?
skip to Main Content
No phone challenge Som Connexio

Una semana sin móvil: 19 adolescentes de 4º de la ESO aceptan el reto

  • Som Connexió

Los alumnos de 4.º de ESO del Instituto Usandizaga Peñaflorida Amara de Donostia (País Vasco) han mejorado la relación que tienen con las redes sociales y han reducido casi a la mitad el uso que hacen del móvil. Algo que parece inverosímil en un grupo de adolescentes ha sido posible gracias al “No phone challenge”.

El reto, llevado a cabo por el docente de inglés y ciencias sociales, Telmo Lazkano, con quien contaremos en la Escuela de Somos Conexión, se ha considerado la mejor práctica en materia de adicciones en Euskadi y el docente ha sido galardonado con el premio Elkar Eginez (2022-2024).

Lo entrevistamos para conocer con detalle en qué consiste el reto y cómo lo llevó a cabo.

Telmo, ¿qué te llevó a realizar este proyecto escolar?

Fue una suma de diferentes factores. Llevaba más de tres años investigando cómo afectan las redes sociales a la sociedad y en particular a los adolescentes. Además, también veía los efectos que tienen a mi alrededor: en la familia, los amigos, yo mismo… Pero fue cuando mis alumnos de 4.º de ESO me afirmaron y mostraron que pasaban ante el móvil unas 5 horas diarias de lunes a viernes y hasta 7 horas el fin de semana, cuando me di cuenta de que tenía que hacer algo.

Si haces un cálculo de las horas de clase, las horas de sueño, las comidas, …y las horas de dedicación al smartphone…no salen los números. Entendemos que los efectos se ven reflejados en el aula.

Naturalmente, los adolescentes rinden mucho menos en el aula. Piensa que muchos de ellos se quedan hasta las 2h de la madrugada ante las pantallas… no duermen lo suficiente, y al día siguiente no pueden estar al 100%…necesitan recuperarse no solo físicamente, sino también psicológica y mentalmente. También se manifiestan claros problemas cognitivos, de léxico, capacidad expresiva y lectora, así como un déficit de atención y motivación. Y todos aquellos relacionados con el uso indebido de las redes sociales, como el cyberbullying.

Explícanos cómo llevaste a cabo el “No phone challenge” y qué fases comprende.

El reto consta de tres fases: en la primera de ellas se trata de que los alumnos adquieran un conocimiento amplio del tema de las redes sociales. Con este objetivo, vimos juntos el documental “El dilema de las redes”. Una vez visto, pusimos en común las opiniones sobre el documental y las experiencias propias en un debate conjunto en el que yo también participaba. Durante todo el reto participé como uno más llevando a la práctica una docencia totalmente horizontal.
Se trataba de reflexionar y de que ellas y ellos fueran protagonistas, de que por ellas mismas llegasen a conclusiones.

Dilema Redes Som Connexio

¿Con qué preguntas les ayudaste a reflexionar?

Te pongo algunos ejemplos: ¿Cómo puede ser que estas empresas que ofrecen productos gratuitos sean las más ricas del mundo? En el mundo del marketing hay un dicho conocido: “Si no pagas por el producto, tú eres el producto». Si no lo pagamos con euros, ¿Cómo lo estamos pagando? ¿Qué consecuencias tiene todo ello? ¿Qué técnicas psicológicas o tecnológicas están utilizando para crearnos una necesidad de uso?

Y superada la primera fase, ¿en qué se basaba la segunda fase?

En la segunda fase del reto me propuse que desarrollasen, a través de una redacción en inglés, un punto de vista crítico ante la realidad que estábamos tratando y del conocimiento adquirido con la visualización del documental.  les propuse desarrollar su punto de vista. En este caso, formulé preguntas del tipo:

¿Cómo ves tu relación con las redes sociales?  ¿Y a los de tu alrededor? ¿Crees que lo visto hasta ahora se está cumpliendo? ¿En qué medida?¿Tendrían que prohibirse los filtros estéticos en las redes? ¿Qué sucedería si quitásemos los métodos de reconocimiento social como los likes? ¿Estás de acuerdo con la idea que por lo general se percibe en las redes sociales en cuanto a éxito en la vida?.

Antes de comenzar con la redacción, debatimos en clase algunos de los aspectos. Les hice ciertas preguntas que encaminaban a reflexionar sobre los conceptos o ideas que veía necesario, como por ejemplo:

¿Por qué ponemos filtros a las imágenes que enviamos a nuestros amigos, y no a las que enviamos a nuestros padres?
Puedes querer tener un reloj muy caro ¿cierto? pero el tiempo no se compra. O puedes querer tener una casa de lujo, ¿verdad? pero una familia no la podrás comprar nunca…

 Con la redacción y su comentario posterior, la toma de conciencia sobre el problema que suponen las redes sociales iba aumentando.

Llegó el momento de proponer la tercera fase y objetivo del reto: dejar una semana el móvil en la dirección del centro educativo y redactar un diario sobre la experiencia.

¡Fue todo un éxito porque de 23 alumnos, 19 aceptaron el reto!
Con el grupo que aceptó dejar el móvil durante una semana, hicimos un último ejercicio (fill de gaps) con la canción «The sound of Silence» y luego, vimos el vídeo.

the sound of silence som connexio

¿Cómo vivieron esta tercera y última fase?

Los primeros días sufrieron ataques de ansiedad, nerviosismo, comían más de lo habitual, tenían dificultades para conciliar el sueño, y en general se sentían incómodos …

Pero a partir del cuarto día sin móvil, todo empezó a cambiar. En sus diarios aparecía repetidamente la palabra “freedom”. Se sentían liberados, lo comparaban a “cortar una cadena” o “sacarse un peso de encima”. Decían conectar con todo, como nunca. Se sentían más tranquilos, dormían mejor, se concentraban más y decían disfrutar más de cada momento y actividad. Destacaron también que las relaciones interpersonales, incluyendo al núcleo familiar, mejoraron mucho.
Tenían tanto tiempo libre que aprovechaban para salir mucho más de casa, pasear, ir a la montaña, visitar a la abuela, leer un libro, disfrutar de ver una puesta de sol sin grabarla con el móvil…

No phone challenge Som Connexio

¿Y cuándo llegó el día de devolver el smartphone?

Varios alumnos que habían aceptado el reto y veían cómo había cambiado su vida, reconocían tener miedo y respeto a que llegara el momento de volver a tener el móvil en sus manos y recaer en la dinámica de antes. O directamente, no querían tener el móvil de vuelta todavía. En el proyecto acabamos viendo que hábitos saludables y medidas están a nuestro alcance para racionalizar el uso del móvil y tener una relación saludable con el mismo. 

Pasados cuatro o cinco meses del reto, la mayoría de alumnas ha conseguido reducir a casi la mitad el uso del móvil. Les ha ayudado poner en práctica estrategias para reducir su uso, como eliminar aplicaciones tipo TikTok o silenciar las notificaciones.

¿Cuál crees que es la clave del “No phone challenge”?

Creo que la clave es que sean ellas y ellos mismos quienes se den cuenta de la dependencia que tienen. El móvil es su mundo privado y no quieren que nadie controle su mundo porque creen que ya lo hacen perfectamente. A nadie nos gusta que nos digan lo que tenemos que hacer y menos en la adolescencia. Y muchas veces prohibir hacer algo, invita a hacerlo, a estas edades. Cuando mis alumnas se dieron cuenta de eso, ellas mismos quisieron pasar a ser ellas quienes controlaran al móvil y no a la inversa.

Por lo tanto, diría que hace falta que les demos herramientas y conocimiento para que ellas mismas lleguen a conclusiones y quieran actuar en concordancia. Hay que encontrar esa motivación intrínseca, afirma Telmo.

Ante la demanda de familias y docentes, el proyecto ya se ha llevado a cabo en otros centros educativos de Euskadi. Telmo también imparte formaciones y charlas a familias, docentes o a los mismos jóvenes adolescentes ofreciendo herramientas y materiales a través de los cuales aprender a desarrollar una relación sana con el móvil.

Además, el próximo mes de octubre, publica junto a la coach Maitane Ormazabal, el libro “Las voces del silencio-La salud mental adolescente en la década del cambio”: una obra que pretende ser una herramienta práctica para explorar el complejo mundo de la salud mental de los adolescentes y ofrecer información para prevenir, comprender y abordar este desafío desde el ámbito educativo, familiar y social.

¡Te deseamos mucha suerte, Telmo! Y te esperamos en la segunda edición de la Escuela de Somos Conexión, del 9 al 11 de noviembre.

Artículos recomendados

Back To Top